.
5 pautas que he seguido para adaptar mi blog al RGPD
Página personal de Sabela Permuy. En mi blog encontrarás información actualizada sobre Marketing y Comunicación.
Sabela Permuy, Comunicación, Marketing, Redes Sociales, Social Media, Redacción, Corrección
20869
post-template-default,single,single-post,postid-20869,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-13.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive

5 pautas que he seguido para adaptar mi blog al RGPD

El próximo viernes, 25 de mayo de 2018 entra en vigor el nuevo Reglamento General de Protección de Datos de la Unión Europea (RGPD). Que entre en vigor quiere decir que a partir del viernes, ya no hay excusa para no cumplir con los requerimientos de la Ley. Como solemos dejarlo todo para el último momento (yo también) hay una cierta psicosis porque el tiempo se nos echa encima y todavía tenemos todo sin hacer.

Don’t panic!

Es verdad que hay que dedicarle tiempo, pero si tienes cinco ideas claras, es cuestión de ponerse manos a la obra. Antes de empezar me gustaría dejar claro que:

1.- Cualquier empresa o profesional que recoja información personal y haga tratamiento de datos europeos tiene que adaptarse a esta normativa porque es universal, así que si estás leyendo esto es muy probable que estés dentro de este grupo.

2.- Los datos que nos ceden los usuarios no son nuestos. Solo la persona tiene derecho a sus propios datos. El RGPD intenta proteger más a los usuarios y obliga a las empresas a tener ese permiso expreso. Antes digamos que era un poco “barra libre” de datos para todo.

 

5 pautas para adaptar tu blog al RGPD

 

Si has buscado por Internet seguro que habrás visto muchos artículos sobre el RGPD. Yo también, y tanta información a veces supone una gran desinformación. Reconozco que me llegué a bloquear y no sabía cómo empezar. Por eso, te cuento qué pautas he seguido yo para adaptar al RGPD y que creo que deberías tener claras. Si quieres puedes echar un vistazo a mi web para ver todos los cambios.

 

1. Ya no es necesario dar de alta el fichero en la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD)

 

Uno de los cambios de la Ley es que ya no es necesario dar de alta un fichero en la AEPD. Es verdad que era un trámite gratuito, pero al menos, nos lo ahorramos. Esta alta se ha sustituido por un registro interno de tratamiento. Es decir, no hay que comunicárselo a nadie, pero sí que tenemos que tener el consentimiento expreso y guardarlo por si nos lo requiere la AEPD.

“Cambia el consentimiento y nos obliga a tener una cultura del compromiso. En los usuarios que no son clientes tenemos que acreditar que existe una base jurídica de consentiemiento, por lo que necesitamos una afirmación por parte del usuario”, Marina Brocca @Marinabrocca, cofundadora de LexBlogger.

 

2. INFORMA. Explica de manera clara para qué recoges cada uno de los datos

 

Es importante que tus textos legales sean claros y se entiendan. Ya no valen esos textos jurídicos difíciles de asimilar. En tu web tendrás que explicar para qué vas a usar esos datos (para enviar la newsletter, ver estadísticas de Google Analytics), desde dónde los recoges (formularios, comentarios, página de contacto) y a quién se los comunicas (servidor de correo, de hosting, etc.).

Si quieres inspirarte, echa un ojo a cómo lo ha hecho Rubén Alonso del blog Mi posicionamiento web, verás cómo incluso leer este texto se hace divertido y lo explica todo muy bien. También te invito a leer mi política de privacidad por si quieres tener más referencias.

 

3. Textos legales en el ‘footer’ de la web

 

Es importante que en tu web tengas los siguientes textos legales:

  • Política de privacidad
  • Aviso legal
  • Política de cookies

 

Como ya te he dicho, te aconsejo que leas los textos legales de Mi posicionamiento web para seguir de ejemplo, pero si quieres más inspiración puedes consultar también la web de LexBlogger. Te recomiendo que intentes darle una vuelta a la redacción, adaptarlo a tu web y explicarlo de forma clara y sencilla.

 

Si quieres hacer un copy/paste, al menos hazlo bien, cambia los datos, modifica lo que no encaje con tu blog, dale una vuelta, cúrratelo un poquito. Y si quieres ahorrarte el trabajo y no te importa pagar porque te lo hagan, esta aplicación de Lexblogger puede ser de ayuda.

Acuérdate de poner todos los textos legales en el footer de tu página y bien visibles.

 

4. Revisa cada formulario de captación de datos

 

Revisa tu página y tu blog, piensa en cada formulario que tengas y ten en cuenta que en todos ellos ha de estar explícito el consentimiento.

El consentimiento ha de ser inequívoco, específico y verificable.

Específico porque en cada uno de los formularios hay que explicar la finalidad con la que se quieren recoger los datos. No es lo mismo un formulario de suscripción para recibir las novedades del blog, la página para contactar y resolver dudas o el formulario para dejar un comentario.

 

Verificable porque en todos los formularios ha de aparecer el checkbox “He leído y acepto la política de privacidad”. Este checkbox tiene que estar desmarcado y tiene que ser obligatorio que el usuario lo marque para poder seguir con el proceso. Además, ha de estar enlazado con la política de privacidad.

 

5. Volver a conseguir el consentimiento de tu lista de suscriptores

 

Tenemos que ser capaces de demostrar que la persona de la que tenemos sus datos nos ha dado su consentimiento. Si esto lo podemos probar, no tenemos que volver a recabar el consentimiento.

Por ejemplo, si tienes una tienda on-line se establece una relación contractual en donde uno de los requisitos será que el usuario facilite su dirección física para poder recibir su pedido. En este caso tiene un consentimiento que puedes probar.

Pero si no es así, es mejor que intentes volver a pedirlo explicando en tu email la normativa y el motivo por el que necesitas volver a pedir el consentimiento.

Yo automatizo mi envío de emails a través de Mailchimp que, aunque esté instalado en EEUU está dentro del Privacy Shield (escudo de privacidad) que es un acuerdo que han adoptado algunas empresas de EEUU con Europa para adaptarse al RGPD.

En Mailchimp se puede tener un registro con fecha, hora, email y política de privacidad. En la propia página web de Mailchimp tienes toda la información, pero si tienes dudas de cómo hacerlo, déjame un comentario o envíame un correo y te responderé en cuanto me sea posible.

Puede que pienses que pedir de nuevo el consentimiento haga que pierdas muchos suscriptores. Y sí, puede que estés en lo cierto, pero piensa que es un requisito necesario de esta nueva Ley y no todo es negativo, porque tener unas listas limpias te hará aumentar tu open-rate (tasa de apertura) y hará más efectivas tus campañas.

 

¿Has adaptado ya tu blog al nuevo RGPD? Si tienes dudas déjame un comentario y si crees que me ha faltado algo importante por añadir, por favor, dímelo también.

Si te ha parecido útil y crees que puede ayudar a otros, ¡compártelo en tus redes!

Sabela Permuy
hola@sabelapermuy.com

Periodista digital. Especializada en comunicación corporativa y desde hace unos años, interesada en el marketing y la comunicación digital. He cursado el Máster en Digital Bussines y Social Media Manager por la MSMK de Madrid y sigo aprendiendo y formándome de manera autodidacta.

No Comments

Post A Comment